Alien, el octavo pasajero

Hace un año colaboré durante un tiempo escribiendo reseñas de películas para un blog relacionado con La Rosa de los Vientos, como allí ya no estan públicadas y ahora tengo poco tiempo aprovecharé para ir colgando por aqui unas cuantas.

La película nos sitúa en la nave espacial comercial Nostromo durante su regreso a la tierra. Los tripulantes están hibernando cuando de repente el ordenador central los despierta al recibir una señal de radio proveniente de una nave cerca de ellos. Deciden bajar a investigar y uno de ellos es atacado por una pequeña criatura desconocida que se le queda fijada a la cara. Al regresar al Nostromo la criatura empieza a desarrollarse y a intentar matar a los tripulantes.

Un joven Ridley Scott encaraba su segundo film, tras la interesante “Los duelistas”. Se trata de un film de terror del que resaltan grandes virtudes. Una de las mayores es el gran diseño de los entornos donde se mueven, consigue un escenario asfixiante y opresivo donde dos especies se batirán por su mera supervivencia. El diseño del Alien por el recientemente fallecido Stan Winston también esta muy conseguido presentandonos un bicho a la vez fascinante y aterrador.

Scott rueda la película al mas puro estilo de los maestros de los años 50 del cine de ciencia-ficción – la llamada segunda edad de oro del cine fantástico- cuando tenían pocos medios y el terror era más bien sugerido. No inventa nada pero usa muy bien los recursos que tiene a su alcance, mucho decir para muchas pelis de hoy en día. Así durante las dos horas que dura el film solo vemos al Alien en tres ocasiones y solo en la última lo vemos de cuerpo entero. Durante el resto del tiempo juega con los sonidos, con la excelente música de Jerry Goldsmith y con la posición de la cámara para causar miedo. Incluso hay un momento en el que uno de los mecánicos esta buscando el Alien y se queda parado en un sitio donde empieza a gotearle agua y es un momento aterrador sin necesidad de sonido ni música.

Es destacable el papel de heroína que encarna Sigorney Weaver, por aquel entonces no era común que una mujer fuera la protagonista de una película de este estilo.

Más tarde le siguieron varias secuelas todas ellas dirigidas por buenos directores aunque con distinto resultado. La segunda llamada “Alien: El regreso” dirigida por James Cameron se ajusta a toda premisa de lo que debe ser una secuela o sea el “mas, mas, mas” pero gracias a seguir la línea de terror de la primera es una buena película. Se le nota también mucho la herencia de películas de los años 50, los nidos de Aliens son exactamente iguales que los de las hormigas de “La humanidad en peligro” (1954). La tercera y la cuarta dirigidas por David Fincher y Jean-Pierre Jeunet no son malas películas aunque el nivel baja bastante.

2 comentarios:

Noodles dijo...

Pues tienes unos cuantos para poblar tu estantería.

Saludos!

nom dijo...

Fantástica película, una de mis favoritas. Tensión, auténtico miedo y escenas icónicas mil veces homenajeadas y parodiadas.

De lo mejorcito en ciencia ficción.