Series que perduran

Iba a contestarle a Nom a su comentario pero visto lo visto que me iba enrollando cada vez más prefiero hacer una entrada :) Me hablaba acerca de Aquellos maravillosos años, serie que yo nunca ví, y que ahora uno se queda cojo con la incentidumbre de si vale la pena o esas de esas series que más vale recordarlas en la distancia.

Ejemplos de estos hay muchos, por ejemplo una vez vista desde la distancia solo te sale la risa floja cuando ves capitulos de McGyver o de El equipo A, eran cosas juveniles. Con Cosas de casa ya empezaba incluso a notarse en directo que las ultimas temporadas eran una basura, pero luego hay series que después de verlas años después siguen resultando muy interesantes. Hace un par de años me volví a aficionar cuando acababa de estudiar tarde y me tomaba un vaso de leche antes de dormir a verme un capitulo de Los problemas crecen que seguia siendo una serie muy interesante. Alf también tenia su cosa.

Otra serie que creo que sigue mereciendo la pena a pesar de haberla visto mil veces es El principe de Bel-Air u otra que no habia visto y que todo el mundo hablaba es Doctor en Alaska de la que solo he visto los 8 capitulos de la primera temporada pero que me encantó, a ver si la retomo algún día.

Si nos vamos a los dibujos animados la cosa puede ser mucho más sangrante, pero he de confesar que hace cuatro años me volví a ver todos los episodios de Dragon Ball y si bien no me volvieron loco como de pequeño me seguian gustando.

Se me quedan muchas en el tintero, a ver si poco a poco me voy acordando.

6 comentarios:

nom dijo...

Muchas, muchísimas series son para olvidar, de repente las vuelves a ver en un canal de TDT y te preguntas como podías verlas en tiempos y la cantidad de cosas que podrías haber hecho en vez de verlas, aunque pienso que si son de risa se siguen viendo con cierta facilidad, aunque veas que hay cosas que apestan, pero si queda un buen chiste, seguramente te vuelvas a reír.

Aquellos Maravillosos Años yo creo que habrá aguantado bien, era como cuéntame, ver como evolucionaba la sociedad de los sesenta en EE.UU., aunque mucho más centrados en el personaje del niño. También es cierto que me pilló en un momento bastante adecuado, porque era un pelín más pequeño que el prota pero te veías muy identificado en ese momento en que pasas de a ser un adolescente. De hecho creo que hace unos pocos años la volvieron a poner y algún capitulillo cayó y me siguió pareciendo buena.

Y nada, un placer leerte, aunque entre líos y orgasmus te hayas prodigado menos, pero bueno, así tienes más cosas que contarnos. Un abrazo.

nom dijo...

Y también me gustaba Los Problemas Crecen.

Anónimo dijo...

Ralf,soy Isa G, que aunque nunca he escrito le hecho un vistacillo a tu blog cuando me dejan,y está muy bien. Tienes que ver Aquellos maravillosos años!!La vi cuando era pequeña y me encantaba, pero hace dos años me dio por volverla a ver y me sigue gustando mucho

Noodles dijo...

Yo no la he vuelto a ver. Era una serie que veía capítulos sueltos, pero es que era una época que me tiraba más un balón y mis amigos que otra cosa.

Hace un año intenté volver a ver series de anataño y me llevé una gran desilusión. "Fama" y "Norte y Sur", que fueron de mis favoritas, se han desgastado con el tiempo.

Saludos!

nom dijo...

Cugino, yo, cuando la ponían en la dos, no tenía los años suficientes para estar fuera, que era a la hora de la cena y había que estar sí o sí,que era un niño. Claro que como tú eres más viejuno, seguro que harías cosas malas por ahí.

Noodles dijo...

Hombre, empezaba a mostrar la colita por las galas de tarde (no pienses mal), así que tenía hora de vuelta a casa aunque el pañuelo de los mocos ya me lo dejaba en casa.


Salute!