La verosimilitud

Es preferible que los relatos sean improbables siempre que sean verosímiles, a que sean probables pero inverosímiles

Esta frase podía leerla hace poco en blogdecine, según cuentan atribuida a Aristóteles aunque he intentado contrastarla y no he encontrado ninguna fuente. Tanto da quien la dijera, el asunto es centrarnos en ella.

Aplicada al cine podemos ver ejemplos clarisimos, ahora que la originalidad parece que está de vacaciones para los guionistas, no hay más que echarle un vistazo a los clásicos de la ciencia ficción, ese género tan maltratado hoy en día. ¿De que trata La invasión de los ladrones de cuerpos (1956)? Ni más ni menos que de unas semillas que vuelan por el espacio y que caen en la tierra originando dobles de las personas que no tienen sentimientos y quieren ocupar el mundo. Asi dicho suena casi a risa, pero viendo la película uno no puede más que encogerse de terror y dejarse llevar por ella. O por ejemplo La humanidad en peligro que trata acerca de un desierto en Estados Unidos donde tras realizar pruebas nucleares las hormigas mutan y se hacen gigantescas para aterrorizar todo lo que tienen alrededor. Una maravilla de la serie b.

También nos encontramos con que la verosimilitud sirve por supuesto para todos los ambitos de la vida, un compañero de piso estudiante de derecho me contó que en una clase le pusieron una escena de 39 escalones de Hitchcock donde un espia necesita entrar en un sitio disfrazado, para que el guardia le deje pasar le cuenta el plan original (tiene que pasar un microfilm valiosisimo para el gobierno) pero el guardia no lo cree y no lo deja pasar, desesperado le dice entonces que lo que en realidad esta haciendo es huir de un marido cornudo que lo esta persiguiendo por lo que el guardia entonces lo cree y lo deja pasar para que se esconda. Aún en un juicio si se ha de usar la imaginación para llegar a un punto se debe hacer sin dudar, ese es el mensaje que quería darles el profesor.

Y es que incluso en el "mundo real" muchas veces nos dejamos cegar por las ideas nobles preconcebidas.

6 comentarios:

Miguel dijo...

Creo que ahora se intenta justificar todo para que sea más real. Como si lo que dejáramos a la imaginación no fuera coherente. La Invasión de los Ultracuerpos es un buen ejemplo y una peli que me acojonó de verdad de pequeño.

Saludos

P.D. Bonita buena cara a tu blog.

JimLovell dijo...

Totalmente de acuerdo, es como si al introducir algo fantástico perdiera la historia su sentido. Como si no lo perdiera si forzamos 20.000 casualidades para que pase algo, que esta muy de moda.

Bueno me marcho que hoy tengo maratón de "A dos metros bajo tierra" para terminar la segunda temporada. Que delicia! (aunque que te voy a contar sobre esto que tu no sepas ;)

Un abrazo

Miguel dijo...

Que ganas tengo para que termines la serie para comentar. Dicen que la tercera y cuarta temporada baja el nivel .Puede ser. Pero los maratones me los daba igual. Por lo que más quiera no veas el maravilloso final de la quinta temporada que pulula por la Red.

Saludos a la familia Fisher!

nom dijo...

Yo creo que incluso en las pelis fantásticas como las que comentáis ponemos muchas más justificaciones y anudamos mucho más la historia que una cosa real.

La realidad es fragmentaria, no engarza las escenas, no se adivina tan bien el hilo de tu historia. No hay más que ver como se cuenta una noticia en directo, no está elaborado en absoluto, es más bien caótico, sobre todo si es un poco complejo.

El cine nunca es realidad, y si fuera realidad de verdad, sería muy aburrido y poco coherente.

Me gustan vuestros blogs, apañeros, aunque comente poco.

Miguel dijo...

Y nosotros que nos visites, cugino. Y espero que llegue el día que te animes y nos brindes tus "reflexiones intrascendentes"

Saludos!

nom dijo...

Gracias por el piropo, pero las reflexiones intrascententes están bien donde están, y además ahora está uno más bien seco, sólo cortaría y pegaría.

Y jim, nada, sigue así.