La memoria histórica


Estos días he acudido a un congreso internacional sobre Historia y Memoria, centrado en la Guerra Civil, aunque también ha habido apuntes de la represión militar en Argentina.

Lo cierto es que en este país hemos estado muchos años haciendo oidos sordos a nuestra historia, 40 años escuchandola tergiversada por el franquismo más después ignorada por la trancisión. Los planes de estudios de estos últimos 30 años eligieron no darla, relegadonla como temas finales de un amplio temario que nunca se completaba.

Ahora el problema es que como si fuera una moda estamos sufriendo una intoxicación extrema de información cuando un estudio serio puede (y diría casi que debe)tomar muchos años de investigación.

En Andalucia hay unas cuantas asociaciones que se estan dedicando a excavar y elaborar mapa de las fosas comunes de victimas de la represión posterior a la guerra donde miles y miles de personas murieron por sus ideas. Una de ellas es www.todoslosnombres.org donde ya hay registrados 30.000 nombres a disposición de quien quiera encontrar a un familiar.

La derecha dice que no hay que reabrir heridas, lo siento mucho pero una herida que no ha sido estudiada y cerrada no se puede "reabrir"

2 comentarios:

Miguel dijo...

Estoy de acuerdo, parece que hay que sentirse culpable por "abrir" las heridas, ¿qué hay que hacer, callarse y tragar? Pues no. Lástima de políticos.

Saludos!

kanlle dijo...

olé!
Es como los traumas, es lógico que cuando a alguien le pasa algono quiera hablar de ello y se lo traque todo para poder aguantar el día a día (transición) pero una vez todo alcarado hay que hablar y hablar y normalizar y pedir juicios, y por qués, y recordar recordar y seguir hablando de todo esto.
la memoria debería ser un derecho!!